Ácido hialurónico

Ácido hialurónico

El ácido hialurónico se puede aplicar en los siguientes casos:

 

Arrugas de los ojos (“patas de gallo”)

Bioplastia de nariz (si quieres cambiar la forma sin cirugía)

Pómulos (cuando están muy hundidos o las ojeras muy marcadas)

Surco nasolabial

Comisuras de los labios (“líneas de marioneta”)

Mentón (si está muy hundido o no te gusta la forma)

Mandíbula (para cuando hay mucha flacidez)

Arrugas del cuello

 

Material: 

 

Depende de la profundidad de la arruga el hialurónico puede ser no reticulado (más líquido) o reticulado (más denso).

El hialurónico líquido se utiliza para rellenar pequeñas arrugas o para hidratar la piel. El denso se usa para hacer rellenos más profundos, como los pómulos, el mentón o los surcos.

 

 

 Preparación:

 

 

Antes de comenzar el procedimiento, haremos una higiene facial y pondremos anestesia en crema.

 

 

Inyección:

 

 

Finalmente inyectaremos el hialurónico en la zona que necesitemos mejorar.

 

 

 

Resultado:

 

 

 

El resultado final se verá en aproximadamente 3 semanas que es cuando te citaremos para el control. Si es necesario, haremos un retoque.

 

 

 

Duración:

 

El procedimiento durará aproximadamente 30′.

 

 

Recuperación:

No es necesario un tiempo de recuperación. Puedes incorporarte inmediatamente a tus tareas habituales. Sólo tienes que tener en cuenta que es probable que tengas algún hematoma porque hemos pinchado la piel. También puedes tener un poco de inflamación o dolor.

 

Exposición solar:

 

Puedes tomar sol pero es importante que utilices protección solar.

 

Contáctanos para más informaciónContáctanos para más información